Destapando a Bayona: “En Estados Unidos el tema de la raza lo tienen muy metido en la sien. Ahí te sale la corrección política antes de que hayas abierto la boca.”

Coloquio con el director J. A. Bayona + presentación DVD de “Lo Imposible” (Parte II). Fotos y texto por Thaïs Parvez

* Pincha aquí para leer la primera parte del reportaje. […]

No hay duda de que existe un antes y un después en la historia del cine español tras la aparición de “Lo Imposible” en la gran pantalla. Hasta la fecha la película ha llegado a cautivar a más de seis millones de espectadores en nuestro país, además de atrer a otros pocos millones de seguidores más en todo el mundo y la razón es debida a cómo Bayona ha sido capaz de captar esa sensibilidad tan brutal en el film. “Había ahí algo muy primario, muy puro, muy bestia y en ese sentido hemos sido muy afortunados en encontrar esta historia.” Una historia intensa pero poco fácil de contar de cara al público, con un final atípico y “muy áspero” y con un mensaje clave, que es cuando ocurre un desastre como es el del tsunami de Tailandia y te encuentras atrapado en el epicentro de la tragedia es entonces cuando despiertas y ves que la vida es caprichosa, un misterio y que no hay justicia; no puedes controlar tu vida, pero si que puedes controlar tus decisiones: “te das cuenta de que la vida puede ser una putada, de que está sustentada sobre valores que se pueden derrumbar de un segundo a otro”. Además tiene ese enfoque maternal que ofrece el personaje de Naomi Watts: “Hay una idea, es el enfoque humanista que a mí me gusta, que está en la historia de María, un concepto de la dignidad humana que a mí me emocionaba mucho [y es que] en el fondo todos somos niños sobreprotegidos y que mantenemos unos valores y [de hecho] esa madre podría ser nuestra madre.”

Otro de los ASes que guardaba Bayona en la manga era precisamente el fichaje del elenco protagonista. Contar con estrellas consagradas como Naomi Watts y Ewan McGregor, quienes ya habían coincidido en el thriller de Marc Forster, “Stay” (20th Century Fox, 2005), para interpretar al matrimonio Bennett, además de la presencia de la española Marta Etura (elección ideal también para María Belón) con quien Bayona querría volver a trabajar en un futuro, era una garantía de que la película iba a calar fondo porque “había una sensación de urgencia y eso en el set lo provocábamos, lo provocaba la misma historia, el hecho de estar en las mismas localizaciones, el hecho de estar en contacto con gente que estaba allí. Naomi y Ewan se dejaban llevar y no había quien los parara.”

“Con “Lo Imposible” te das cuenta de que la vida puede ser una putada, de que está sustentada sobre valores que se pueden derrumbar de un segundo a otro.”

Pero sin duda el gran descubrimiento han sido los pequeños de la película. Al igual que en “El Orfanato”, otro de los mensajes que se observa en “Lo Imposible” es esa pérdida de la inocencia. A pesar de la dificultad de trabajar con niños, los menores de la película dan mucho que hablar, en especial Tom Holland. El gran reto en este caso era conseguir que interpretasen cosas que no habían vivido o incluso no comprendían ya que no era nada fácil explicar a un niño el concepto de la muerte y mucho menos esperar que aprendiesen a sentirlo, temerlo, vivirlo sin conocerlo, pero gracias a la ayuda del coach Benjamin Perkins y el guionista Sergio G. Sánchez, Bayona se encontró con el panorama un poco más accesible para poder sacar lo mejor de ellos: “Hay una cosa que es básica para sacar una buena interpretación y es que lo chavales tienen que disfrutar del proceso. Tú puedes putearlos un día pero al día siguiente tienes que trabajar con ellos, así que lo que hacíamos era buscar un equilibrio entre lo que tenían que dar y a la vez se lo pasasen bien. Dejaba que las emociones fluyeran y teniendo un material tan poderoso, hacía que los actores lo vivieran, sin marcar un límite.

“Entre tomas siempre estaba de bromas con Tom [Holland] porque luego a la hora de rodar le pedía mucho y no me cortaba al pedírselo y él era feliz pudiendo dar a la película todo eso que él daba. El esfuerzo que hizo fue sobrehumano, fue una cosa brutal.”

Y si el equipo de “Lo Imposible” se ha convertido en una segunda familia para el cineasta, ¿qué hay de los supervivientes? El realizador recuerda visitar un blog de supervivientes donde éstos colgaban relatos y experiencias y una vez vista la cinta, la persona que gestionaba la página publicó una carta y le envío un mail al propio Bayona aplaudiendo la película.

No obstante el director se encontró con multitud de opiniones negativas en internet, en concreto de estadounidenses no relacionados directamente con la tragedia a quienes les molestaba que la cinta ofreciera un punto de vista de una familia blanca y no tailandesa: “En EUA el tema de la raza lo tienen muy metido en la sien. Hay esta cosa terrible para el mundo del arte: la corrección política; ahí te sale la corrección política antes de que hayas abierto la boca. Todos hablaban [negativamente] antes de ver la película porque ésta era sobre una familia blanca en una tragedia tan tailandesa como el tsunami […], pero ésta es una tragedia universal, el 50% de las personas que murieron eran tailandeses, pero murió gente de todo el mundo y todos tienen derecho a que se cuente una película sobre su experiencia.” Incluso uno de los distribuidores americanos, recuerda Bayona, puso alguna que otra pega a la película porque no “entendía” y no le acababa de convencer el plano final [CUIDADO: SPOILER] con Watts llorando “mirando hacia delante sin saber qué va a venir y viendo hacia atrás para reflexionar sobre lo que han aprendido” porque esperaba ver esa sonrisa victoriosa marcando el final feliz que suelen tener las películas de este calibre [FIN DE SPOILER] y eso daba a entender qué tipo de cine esperan ver en Estados Unidos.

“El esfuerzo que hizo Tom Holland fue sobrehumano, fue una cosa brutal.”

Pero por si quedaba alguna duda sobre el tirón que ha tenido “Lo Imposible”, sólo hay que enfocarse en el reconocimiento cosechado y el cual ha llegado en formato de múltiples galardones, pero a la pregunta un tanto delicada y muy comprometida por parte de un fan de la cinta a Bayona de si Los Goya 2013 han sido justos y si él cree que les han otorgado demasiados premios a “Blancanieves” (Wanda Spain y Cohen Media Group, 2012), éste responde entre carcajadas: “Los Goya fueron muy merecidos y siempre hay que estar agradecido por los premios, pero si yo ahora dijera lo que tú has dicho, seguro que saldría en las portadas de todas [las revistas].”

Y tras otro éxito arrollador en taquilla ¿qué le aguarda a Bayona y su equipo en el futuro? Parece ser que rodar una vez más entre olas, bromea el director: “Ahora tengo un montón de guiones en el agua (risas) o donde hay un barco o un naufragio. Realmente tampoco sé ahora mismo si me apetece hacer una historia así, pero desde luego me encantaría volver a encontrar una historia que me despertara ese nivel de sensibilidad tan brutal, además si la historia vale la pena claro que volvería a rodar en el agua.”

“Los Goya fueron muy merecidos, pero si yo ahora dijera que les han otorgado demasiados premios a “Blancanieves”, seguro que saldría en las portadas de todas las revistas.”

Por ahora Bayona se conforma con volcarse de lleno en los films que está desarrollando en la actualidad: películas de estudio. Pero en cuanto al rumor de ese proyecto de ciencia ficción ambientado en el espacio de la Warner y escrito por Eric Roth (“Forrest Gump”, Munich”), guionista neoyorkino nominado cuatro veces al Oscar,  que dicen que tiene entre manos (bueno, más bien en mente) con precaución comenta: “No sé si va a ser la siguiente, pero [te aseguro que] va a ser una película de ciencia ficción y aventuras muy grande, una película bastante inteligente, bastante interesante y realmente será un reto más [grande] que “Lo Imposible”.”

Desde Hot BuZz (mag) quedamos a la espera por saber más sobre su nueva superproducción y si realmente será capaz de volver a hacer historia y superar la magnitud de “Lo Imposible”, pero como suelen decir los deportistas de élite: “imposible no hay nada”.

← Atrás

Deja una respuesta