[ENTREVISTA] Koldo Serra y Nathalie Poza presentan “70 Binladens”

La situación de las mujeres en el cine está cambiando. Prueba de ello es la última película del director vizcaíno Koldo Serra.

En “70 Binladens”, Serra reinventa el thriller clásico añadiéndole unas dosis de humor negro y un elenco capitaneado por dos actrices de bandera como Emma Suárez y Nathalie Poza, dándole así un toque femenino a un género que tradicionalmente ha sido dominado por hombres.

Junto a ellas, está el incombustible Hugo Silva.

Aprovechando que el equipo de “70 Binladens” (Filmax) está en plena promoción, nos sentamos a hablar con Koldo Serra y Nathalie Poza para saber más sobre este proyecto tan peculiar.

Entrevista a Nathalie Poza

HB – Háblanos un poco sobre tu personaje. ¿Cuéntanos qué es lo que te enamoró de él?

Me llegó de una manera entusiasmante. Esas veces que te encuentras con el director y el ya tiene la idea de que los dos personajes protagonistas sean dos mujeres de nuestra edad. Quería un personaje muy cañero, muy al límite y confió en mí, se nos disparó la imaginación junto y para adelante.

Pues ahí a apareció Lola que es un personaje del que tenemos muy poca información de su pasado por guión, pero encarna el conflicto de la película y apostamos por hacer un personaje muy peligroso e impredecible.

nathalie-poza-70-binladensHB – ¿Qué hay de ti en tu personaje en “70 Binladens”? Entiendo que de atracadora no, pero a nivel de ser una mujer fuerte, arriesgada, más loquilla o impulsiva… ¿Cómo te preparaste el personaje? ¿Seguiste alguna metodología?

La violencia, todos tenemos violencia. Es un personaje divertido en ese sentido. De repente descubres que puedes darte el permiso de hacer todo aquello que nunca querrías hacer, que es tachar o anular de alguna manera tu feminidad.

Desde el vestuario al principio con ese mono de electricista sin curvas, queríamos que tuviera esa energía masculina, una mujer muy invasiva que roza la psicopatía. Al final estás tu dentro. Esa locura es un regalo para una actriz.

HB – ¿Te fue difícil encontrar ese puntillo?

Siempre hay un vértigo. Quería arriesgarme mucho y da vértigo inmersionar en esos lugares tan al límite, pero una vez que entras en el juego, sobre todo en el rodaje, lo disfruté mucho.

HB – ¿Cual fue tu mayor reto al interpretar este personaje?

Mantener esa energía tan alta. Sus miedos y su arrojo. Esa contradicción de querer escapar de ese lugar y al mismo tiempo sentirse acorralada y luego hacer todas las elecciones.

Decidir cómo hacerte algo en la cara, cómo la íbamos a marcar, trabajar con una lentilla que no me dejaba ver durante muchas horas la mitad del cuerpo, el hemisferio izquierdo lo tenía negado, pero te da una manera de mirar, de defenderte, te pone en alerta constante, te pone de mala leche.

Trabajar con los demás, trabajar con esa escenografía. Lo más difícil quizás fue el plano secuencia inicial, esa entrada al banco, jugar con todos los elementos, la urgencia.

Como rodamos por orden cronológico y el espacio era real, apareció esa escenografía tan brutal, ese banco en el centro de Bilbao y de los años 70, le daba todo una verdad.

HB – Uno de los grandes atractivos de esta película es que haya dos mujeres maduras protagonizando una película que tradicionalmente ha formado parte del género masculino. ¿Fue un factor a la hora de dar el si para participar en el proyecto? ¿Crees que el cine está realmente cambiando a nivel de igualdad de género a la hora de protagonizar según qué personajes o todavía hay mucho camino que recorrer?

El hecho de que Koldo decida que las protagonistas son dos mujeres que casi llegan a los 50 años en un thriller que normalmente interpretarían dos hombres o dos chicas muy jóvenes le da otro empaque, le da otra visión y espero que despierte la curiosidad de los espectadores.

– ¿Cómo fue trabajar con Koldo? ¿Daba espacio para la improvisación? ¿Y con Emma y Hugo?

Muy entusiasmante. Es un tío que trabaja desde la alegría. A mí me dejó crear un lenguaje propio.

Es un director que no tiene miedo y eso es maravilloso. Cuando no hay miedo a probar, a dispararse, a ser peligroso, al final eso es lo que hace que tenga una personalidad la peli y que él le haya vuelto la esencia del cine que él ha querido hacer. Ha sido un trabajo en equipo perfecto.

HB – Si tuvieras que elegir una cosa de tu personaje, ¿qué sería?

El coraje. Me divierte que disfrute de dar miedo. Parece peligroso, pero es un rasgo muy divertido de trabajar. Saber que cuando miras a alguien está temblando y disfrutarlo era muy divertido de hacer.

HB – La película tiene un toque feminista, con dos mujeres como protagonistas en un género tradicionalmente de hombres. ¿Crees que es muy acertado estrenar la película el 8 de marzo, día internacional de la mujer?

Creo que es una coincidencia mágica, una sincronía mágica. Además hace una año, en esa fecha empezamos a rodar en el BBK, el 7 de marzo, que es mi cumpleaños y al día siguiente nosotros estábamos manifestándonos en las calles de Bilbao, dejamos de trabajar como todos y me hace mucha ilusión que se estrene la peli [el 8] y precisamente dándole visibilidad a la mujer en la industria.

HB – ¿Puedes contarnos alguna anécdota del rodaje?

El primer plano secuencia, el actor que se llama Richard Sahagún, que es el informático se llevó un buen culatazo en el ensayo, afortunadamente con la recortada de juguete, pero de esas pasaron muchas.

Fernando Albizu llevaba protección y no me enteré hasta pasadas varias tomas. Es un hombre grande y mullido y parecía que amenazarle con las escopeta no hacía daño y sin decirme nada pidió protección para que yo pudiera seguir trabajando en la misma línea. Eso es un buen compañero.

HB – ¿Puedes darnos detalles de otros proyectos que tengas en mente? ¿Teatro quizás? Tienes una amplia experiencia encima de las tablas…

Voy a trabajar con Emma en la próxima película de Gracia Querejeta con Adriana Ozores y estrenamos “Mientras Dure la Guerra” de Alejandro Amenábar en octubre.

El año que viene haré teatro, una obra sobre la prostitución con dos actrices extraordinarias como Helena Ribero y Carmen Machi.

Hemos venido a Barcelona para investigar sobre el mundo de la prostitución y hablar con profesionales.

HB – Muy durillo, ¿no?

Muy duro y muy enriquecedor. Te hace entender mejor la sociedad en la que vivimos. Espero que sea una experiencia para todos.

HB – Hemos leído que estás concienciada con ciertas causas sociales: feminismo, animales… Cuéntanos un poco las que apoyas.

No es que apoye causas, es una conciencia que se va… Vas abriendo la mente con los años y vas entendiendo que, protegemos el planeta en el que vivimos o lo vamos a destrozar. Es una obligación, duele cada vez más ver lo mal que lo estamos haciendo.

Tengo animales y sobrinos pequeños que quieren un mundo mejor y no les ayudamos. Y las redes por ejemplo, lo bueno que tienen, lo mejor que tienen posiblemente, es que las cosas se saben y una vez que las sabemos, hay que ponerse en marcha.

De hecho, voy a venir a Barcelona para apoyar la reconversión del Zoo de Barcelona a través de un proyecto que lidera Leo Anselmi, que es un activista extraordinario.

Creo que se están dando pasos importantes. El proyecto se llama ZooXXI e invito a todo el mundo a que entre en las redes y lo vea.

El cometido es hacer actividades en abril y colaborar y conseguir que el Ayuntamiento y distintas instituciones para dar un futuro digno a esos animales que viven en un zoo en unas condiciones lamentables. En colaboración con la ciudadanía.

No es una cosa al margen de la gente. Creo que cada vez hay más conciencia y queremos estar a su lado.

HB – Para acabar, ¿cómo te ves profesionalmente hablando de aquí 5 o 10 años?

Ojalá sea un proyecto propio.

HB – ¿Cómo directora?

Como directora no, pero quizás juntándome con otras compañeras y otros compañeros y generando proyectos en equipo.

A veces los actores nos sentimos muy solos en la manera de trabajar o dependemos mucho de lo que se pide de nosotros, de lo que se nos exige y la solución siempre es arrancar proyectos y voy descubriendo mujeres cineastas interesantísimas, guionistas, compañeras que tienen ganas de contar cosas y compañeros también.

Juntarse, juntarse y hacer cosas. Me da igual que sea en el mundo animal o la profesión. El caso es unirse.

Entrevista a Koldo Serra

koldo-serra-70-binladensHB – ¿Cómo surgió la idea dirigir “70 Binladens”?

Surge de la cabeza de tres guionistas de Bilbao que se llaman Asier Guerricaechebarría, Javier Echaniz y Toni Bengoa y yo los conozco desde hace mucho.

Son muy prolíficos, escriben mucho y les pedí directamente: “quiero algo que sea un thriller”, yo soy muy fan del thriller y me dijeron: “tenemos una película que te va a flipar que se llama “70 Binladens””.

Me fascinó la idea de que fuera un thriller protagonizado por mujeres y que fuera un thriller de atracos donde los protagonistas no son los atracadores porque normalmente en las pelis de atracos ves que los atracadores se salen con la suya y en este caso, la protagonista es una rehén que está en el banco y que curiosamente tiene que salir de ahí con dinero.

Además, luego la peli tiene muchos giros y muy divertida. Estoy hablando de 2011. Ha llovido mucho desde entonces.

El proyecto se para porque aparece “Gernika” en mi vida, estreno y gracias a ella se reactiva “70 Binladens” y se rueda en un tiempo récord. Un año y medio después está rodada.

HB – En “Gernika” te adentraste en el género bélico/drama, ahora experimentas con el thriller. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Como espectador soy más fan del género y soy consumidor de thrillers, el género policíaco, no tanto de acción, pero sí thriller de los 70, todas esas películas de Frankenheimer o Don Siegel y es cierto que es una película que desde 2011 estoy trabajando en ella.

En ocho años que ha tardado en rodase, me ha dado tiempo a hacerla, rehacerla y repensarla 5000 veces.

Lo guay es que, después de “Gernika” que era un drama bélico con 6 millones de euros, una producción muy grande, mucho efecto digital, ésta es una película mucho más controlable, más pequeñita, mucho más de andar por casa como el atraco de la película y ha sido, no más fácil, pero si muy cómoda, dentro de lo que cabe.

HB – De todas formas, algunas escenas como la inicial, han sido todo reto a la hora de rodarlas, ¿no?

Sí, sí, pero hemos tenido la suerte de que esta película la hemos rodado cronológicamente. Es una cosa que en el cine no pasa nunca.

Al final los actores tienen sus agendas, las localizaciones no siempre están disponibles… Cosas de la vida, tuvimos completa disponibilidad con ellos y lo cual pude hacerle cosas a Hugo que no le podría haber hecho [en otras circunstancias] como raparle el pelo, como que adelgazó cinco kilos para la película que si hubiera estado rodando “El Ministerio del Tiempo”, no podría haberlo hecho.

Un poco lo mismo con Nathalie y Emma. Pudimos rodar la película del principio a adelante. Rodamos el atraco lo primero. El 7 de marzo empezó el rodaje, la conversación entre Emma y el director del banco, y el segundo día rodamos el atraco.

Fue un rodaje duro, pero fue una película bastante cómoda. Al final tuve a los nueve actores dentro del set, del banco durante dos, tres semanas, con lo cual pudimos también ver cómo iban evolucionando emocionalmente ellos y luego pasamos al exterior.

Encima íbamos montando la película a medida que rodábamos, con lo cual llegó un momento en el que el último día de rodaje teníamos la película montada menos la última secuencia. Podía ver por dónde íbamos y enseñárselo a los actores.

Fue un rodaje modélico en casi todos los aspectos. Se terminó de rodar el 21 de abril y la película estaba terminada el 27 de agosto.

HB – Además de Hugo Silva, cuentas con dos actrices de bandera como Emma Suárez y Nathalie Poza. Imagino que fue intencionado centrar la trama en personajes femeninos.

Creo recordar que desde “Nadie Hablará De Nosotras Cuando Hayamos Muerto” no ha vuelto a haber una película con dos personajes femeninos, un thriller con dos personajes [femeninos] tan potentes.

En este caso creo que es darle la vuelta al género y dar un punto de vista que no entiendo porqué hasta ahora no se ha contado. Al final parece que es un género puramente masculino, no entiendo el motivo, la verdad.

Además, creo que le da un plus en cuanto a motivación porque en este caso la maternidad está subyacente en todo lo que hace el personaje de Emma. Además me gustaba eso de que Hugo iba a rebufo del personaje de Nathalie, es como el tercero en discordia, es una marioneta en manos de la otra.

En este caso, mujeres potentes, mujeres manipuladoras y con sus problemas y justificaciones para hacer lo que hacen.

HB – Entonces, ¿no es coincidencia que se estrene precisamente el 8 de marzo, día internacional de la mujer?

Estábamos barajando dos semanas y la mejor opción era el 8 de marzo. Fue como clavado. Además, es una película producida por mujeres.

Muchas posiciones dentro del equipo técnico [son mujeres], la directora de arte es mujer, la diseñadora y la mezcladora de sonido.

Es una película que tiene mucha presencia femenina y eso la ha dotado de un punto de vista que quizás a mí como hombre no me da. Y también tener a estas dos bestias [Emma y Nathalie] conmigo ha sido un goce.

HB – Comentabas que la idea de “70 Binladens” está desde 2011, así que lo deberías tener todo muy planeado , ¿pero hubo espacio para la improvisación?

Yo soy una persona que lleva todo trabajadísimo de casa.

Me hago el guión técnico, cuando puedo me hago story boards, sino hago plantas, pero luego llego al set y me gusta, no sé si la palabra es improvisar porque estoy trabajando sobre hecho, pero sí que me gusta poder cambiar. No soy cuadriculado.

Yo tengo una puesta en escena en la cabeza y luego resulta que los actores me dicen: “¿qué te parece si hago esto?” y estoy muy abierto a que los actores propongan cosas porque muchísimas veces son mejores de las que se me había ocurrido a mí.

Luego siempre puedo decir que era cosa mía [risas]. Lo llevo todo muy preparado, pero para poder justamente cambiarlo.

Lo guay es que ya he trabajado previamente y ya sé lo que quiero contar y a partir de ahí, pues, en la vida real no es siempre lo que tiene uno en mente.

HB – ¿Cómo fue el casting? ¿Ya tenías en mente al trío protagonista?

Tenía claro a Hugo Silva porque le conozco de hace muchos años y somos amigos. No tenía nada claro quién podría ser Raquel Crespo y fue en un viaje al Festival de Cine Español en Nantes que yo ponía “Gernika” y estaba Emma con la “Propera Pell” de Isaki Lacuesta y la vi y dije: “¡Dios mío! Ya sé quién va a hacer de Raquel”. Ella no lo sabe, pero yo ya sé quién es.

No le dije nada. Nos presentaron, nos conocimos y a la vuelta, un mes y pico después, le mandé el guión y al principio ella no lo veía porque no está acostumbrada a este tipo de roles. Nunca le mandan este tipo de guiones.

Entonces le costó. Y luego de cabeza, había que buscar una persona que estuviera a la altura y Nathalie fue una de las primeras propuestas que dijeron las chicas de casting. Luego fue conocernos y ya está.

HB – Además se nota la química entre los tres…

Ellas habían coincidido sólo en una secuencia de “Julieta” de Almodóvar, pero no se conocían especialmente mucho.

Yo estaba ahí que no sabía qué iba a pasar, si iban a explotar o qué [risas]. Está un poco como en la película, se llevan de maravilla las dos y encajan muy bien.

HB – ¿Dirigirles ha sido entonces un reto?

Es cierto que Nathalie le costaba salir del personaje. Es una cosa que me dijo el primer día que la conocí. Me dijo: “Koldo, yo soy una persona que se quita los personajes muy fácilmente de encima, pero hay algo que me dice que con Lola va a ser complicado. Igual te doy mucho el coñazo en el set.” Doy fe [risas].

Era como: “Vamos a rodar” [y ella era:] “¡No quiero!”. Emma era mucho más metódica con su personaje.

HB – Raquel, el personaje de Emma Suárez, es una mujer corriente que va tomando decisiones arriesgadas conforme transcurre la película y todo por un motivo económico. ¿Es una manera de criticar la situación actual?

Más que por motivos económicos… Lo que hablaba con Emma es que, debajo de lo que cuenta la película, sin entrar en spoilers, hay una verdad que es su hija.

Yo le decía: “Agárrate a que hay algo ahí abajo y es que todo lo haces por rescatar, por salvar a tu hija”.

En cierta manera, sí que es por motivos económicos, pero en este caso es una especie de purgatorio todo lo que vive este personaje, todo lo que ha hecho previamente, sin juzgarla, pero sí que es cierto que la crítica al tema económico ha estado durante toda la película.

Al final todos los personajes, incluido el director del banco, sacan todo lo peor de ellos e intentan sacar rédito de la situación tan jodida como el atraco.

En el fondo es un reflejo de cómo somos y cómo estamos viviendo la situación. Por supuesto, que hay crítica social.

HB – Refleja las locuras que haces cuando estás en el límite…

Sí, lo hablaba con Emma, ella no ha premeditado nada. Ella tiene un plan que es conseguir un crédito y le joden la cosa, a partir de ahí es un personaje que está todo el rato maquinando, improvisando y buscando soluciones a problemas que le van surgiendo al momento. No es una cosa que traes de casa preparada.

HB – ¿Puedes contarnos alguna anécdota del rodaje?

No ha pasado nada así destacable. Me acordé ayer de una cosa que no es puramente del rodaje, el actor que hace de policía y tiene el tiroteo con Hugo Silva.

Resulta que le hicimos para lo que tiene en la cartera, un carné de identidad falso y cogió dos vuelos, puente aéreo Madrid-Barcelona con el carné falso sin darse cuenta. Esto es real, es la primera vez que cuento esto en público.

Hasta que no fue al banco y dio el DNI, no se dio cuenta. Él se lo quedó de recuerdo.

A veces está tan bien hecho lo que se hace en el cine… Esto mola, ya se lo comenté al equipo de arte: “habéis hecho un DNI tan de puta madre que ha colado en dos aeropuertos y nadie se ha molestado en mirar si era real.”

Dice mucho de la seguridad. Como anécdotas durante el rodaje no hay nada reseñable, nadie hizo daño a nadie en las secuencias de violencia.

Emma es la que hacía sus secuencias. Es cierto que en las secuencias que hay acción violenta las hace Emma, las hace Hugo… En ese sentido se han entregado a tope.

HB – Ahora estarás inmerso en la promo de “70 Binladens”, pero ¿tienes algún proyecto paralelo o en mente? ¿Puedes darnos detalles?

Ahora estoy con “La Casa de Papel”. Voy de atraco en atraco.

HB – Ya te has metido de lleno en el género…

Sí, acabé la peli en agosto y empecé la serie en septiembre.

Evidentemente “La Casa de Papel” y “70 Binladens” son diferentes, son la antítesis una de la otra.

Uno es un atraco de mierda en una sucursal de barrio y el otro un atraco mucho más sofisticado del que no puedo decir ni palabra, pero ya viendo la primera temporada, ves que es un atraco de tipo diferente.

Ahora mismo no tengo un proyecto futuro. Así como apareció “Gernika” en mi vida, estoy abierto a otras cosas.

Ahora estoy con la serie, pero también en ese sentido es divertido no saber dónde va a estar uno el año que viene.

HB – Ahora que lo mencionas, nosotros solemos preguntar a quiénes entrevistamos, dónde se ven de aquí a cinco o 10 años.

De aquí a 10 años… Pues ojalá como un director con dos pelis más por lo menos. Ya puedo tener en la FNAC mi pack de Blu-ray con mis tres películas. Ojalá no tarde 10 años en hacer otra peli como paso entre la primera y la segunda.

Nunca he premeditado mi carrera. Empecé con una película que era muy personal, “El Bosque de Sombras” que era una especie de western rural, pero de repente apareció “Gernika” que era un drama bélico, luego “70 Binladens”. La verdad es que en ese aspecto soy todoterreno.

Creo que quitando la comedia que creo que soy mejor espectador que director de comedia, con lo demás creo que me atrevería con todo: un musical, un western

Eso de lo que llaman: “los artesanos”. Eso que dicen: “es un director que es un gran artesano que se atreve con todo.”

HB – Para acabar, una pregunta algo complicada. Si tuvieras que definir “70 Binladens” en una sola frase, ¿cuál sería?

“Recuerda que cuenten lo que te cuenten, tú siempre estarás en mis mentiras.” Es la última frase de la película y la que mejor la resume y sintetiza el personaje de Emma y que explica toda la película.

“70 Binladens” actualmente está en cines.

A continuación, puedes ver el tráiler oficial.

← Atrás

Deja una respuesta