Los mercenarios están de vuelta y esta vez es personal…

Venganza, sudor y tortas, muchas tortas. Sylvester Stallone y su peligrosísima pandilla de matones cinematográficos regresan a la gran pantalla con más mala leche que nunca en el esperado segundo episodio de la franquicia de “Los Mercenarios” (Aurum), y esta vez es personal.

Stallone vuelve a encabezar un reparto de primera categoría con los héroes más destacados del cine de acción y aventuras como Bruce Willis, Arnold Schwarzenegger, Jason Statham, Jet Li, Dolph Lundgren, Terry Crews, Randy Couture, además de reclutar a Liam Hemsworth, Scott Adkins, la actriz china Yu Nan como la primera mercenaria del grupo y dos de las leyendas de las artes marciales, Chuck Norris y Jean Claude Van Damme, para llevar a cabo una misión de lo más delicada: la de dejar al espectador pegado al asiento de la emoción y con ganas de repartir a diestro y siniestro.

En esta nueva entrega los mercenarios vuelven a las andadas cuando Mr. Church (Bruce Willis) les encarga un trabajo en apariencia sencillo, pero el plan se va a pique y uno de los integrantes es cruelmente asesinado. Es entonces cuando el grupo une sus fuerzas para vengar la muerte del compañero caído en batalla y lo hará de la mejor forma que sabe: al más puro estilo de los Mercenarios.

Tras dar vida al equipo de mercenarios más desafiante e indestructible de todos los tiempos, Stallone desata toda su genialidad creativa con un guión machacador y vuelve a tomar las riendas del papel protagonista, pero seguro que lo que pondrá patas arriba será ver en una misma secuencia y a lo loco a semejante equipo de tipos duros.

“El reparto que hemos conseguido reunir es fenomenal”, afirma Stallone, “y, sin excepción, “Los Mercenarios 2” es la mayor película de acción y aventura en que he tomado parte jamás.

“La primera película llenaba un vacío. Pensé que si juntábamos a todos esos personajes, presentes y pasados, e intentábamos recuperar un poco de esa acción pura y dura, ese rock’n’roll de la vieja escuela, serviría para dar a los espectadores algo que hacía tiempo que no veían.”

Una de las bazas de la nueva película sin duda será la presencia de Chuck Norris como el militar jubilado Booker, un guiño a la cinta de acción de 1978 “Los Valientes Visten de Negro” (Mar Vista Productions, Action 1, Western Film Productions) y en la que el propio Chuck daba vida a un personaje llamado John T. Booker, el cual emprende una misión de rescate para ayudar a sus viejos camaradas.

Stallone comenta: “Chuck está básicamente retirado del cine, pero aceptó intervenir en la película. Interpreta a un personaje que aparece misteriosamente de la nada para salvarnos el pellejo. Lo llamamos ‘Lobo Solitario’. Aparece cuando lo necesitas y desaparece cuando dejas de hacerlo.”

Y añade: “Nos llevó mucho tiempo convencer a Chuck. Se fija mucho en el guión y quería asegurarse de que el resultado no fuera tan ultra-violento que pudiera espantar a su sector demográfico. Así que, cuando pudo comprobar que el guión era en gran medida una historia de acción y aventura, más que una pura carnicería explícita, aceptó”.

Y es que Chuck da mucho de sí. Una de las anécdotas que se han filtrado sobre el rodaje descubre al equipo técnico y artístico de la película como unos de los creadores de uno de los nuevos “mitos” sobre el actor que tanto se han popularizado por internet. Cuando éstos se encontraban grabando unas escenas en Bulgaria y Norris bajó del avión en el aeropuerto de Sofía salió a la luz un nuevo lema: “Chuck Norris no visita Bulgaria… Bulgaria visita a Chuck Norris.”

Como guinda del pastel o más bien como granada de mano se encuentra Jean Claude Van Damme en el papel de Jean Vilain, quien será el encargado de que los mercenarios suden la gota gorda.

Stallone revela algunos detalles sobre el enemigo público número uno: “La gente no lo ha visto nunca como aparece aquí. Normalmente, interpreta a héroes y creo que van a quedar muy sorprendidos con Vilain, que está totalmente empeñado en destruirnos, pese a que con eso se arriesgue a su propia destrucción. Está dispuesto a morir y, al final, cuando Vilain y Barney se enfrentan cara a cara, acabará siendo un combate infernal a muerte. Es casi como ese combate por el campeonato de los pesos pesados que jamás creíste que pudiera llegar a producirse.

“Es como si sacaras a dos tipos de su retiro y dijeras: ‘vamos a ver de una vez por todas de qué pasta están hechos realmente’.”

Y para acabar de convencer al espectador, Stallone añade: “Aquí hay un montón de machos dominantes. Ninguno de los presentes en el set de rodaje [quería] ser menos que los demás. Así que, aunque [llevásemos] ya doce horas de rodaje ese día, cuando [llegaba] la hora de su primer plano, se [plantaban] delante de la cámara y lo [daban] todo. Es extraordinario. Todas las escenas y líneas de diálogo están pensadas para encajar con cada una de sus personalidades, así que los espectadores van a quedar encantados al ver a todos esos diferentes arquetipos juntos en la pantalla.”

“Los Mercenarios 2” bombardeará los cines el 24 de Agosto.

← Atrás

Deja una respuesta