Paramore conquista Barcelona con un estallido de colores y pop retro

Renovarse o morir. Hay grupos que se mantienen fieles a un estilo durante toda su carrera y los hay que prefieren experimentar con diferentes géneros y ampliar su legado musical.

La banda estadounidense Paramore pertenece al segundo grupo.

La última vez que los de Franklin (Tennessee) pisaron suelo español fue en 2011 para descargar toda su magia pop-punk en el Palacio Vistalegre.

Desde aquel concierto en Madrid, el conjunto liderado por Hayley Williams se ha embarcado en un viaje que le ha llevado a pasar por varios cambios a nivel artístico, estilístico y personal.

El pasado 7 de enero, Paramore viajó hasta Barcelona para arrancar la tercera fase de su After Laughter Tour (Live Nation).

Una gira que a nivel musical y visual marca un antes y un después en la historia del grupo.

paramore-barcelona-1

El lugar elegido en esta ocasión fue el Sant Jordi Club.

El espectáculo empezó con la actuación del cuarteto de rock alternativo MeWithoutYou.

Los de Filadelfia no presentaron nuevo material, así que aprovecharon para destripar algunos de los éxitos que han acumulado durante sus casi 17 años de carrera.

Pasados pocos minutos de las 21h, Hayley Williams y su tropa se subieron al escenario a ritmo de Hard Times.

Sin duda, una elección acertada y no porque sea el primer single de “After Laughter”, sino porque es un tema que engloba el nuevo sonido de Paramore.

Es la representación absoluta de su nueva identidad a nivel instrumental y a la vez un testimonio de aquellos momentos difíciles (la salida del bajista Jeremy Davis y la posterior demanda judicial) que casi consiguen que el grupo se quede por el camino.

Arrancar con esa canción era un mensaje de que el grupo, a pesar de las adversidades, todavía tiene mucho que ofrecer y estaba allí para contarlo.

Tras la bailable Hard Times, tocó viajar a la época de su tercer disco (“Brand New Eyes”) para meterle caña a Ignorance.

Mientras el guitarrista Taylor York tocaba ese riff tan pegadizo de la intro, Williams aprovechó para coger un megáfono que utilizaría más tarde para darle un toque más eléctrico a la canción.

paramore-barcelona-2

A partir de ahí la banda arriesgó con un set list contundente, pero que dejó un poco fríos a los fans de su sonido más rockero.

Los de Franklin se centraron mayoritariamente en darle vida a los temas de sus dos últimos trabajos discográficos, dejando sus tres primeros álbumes relegados a un segundo plano.

De hecho, no cayó ninguna canción de su álbum de debut “All We Know Is Falling”.

A pesar de no poder disfrutar largo y tendido del Paramore de la vieja escuela, era imposible no contagiarse del magnetismo y el carisma de Williams o de la energía que desprendía el resto de la banda.

Todo ello iba envuelto en un espectáculo musical lleno de luz y colores -gracias a una gran pantalla circular con una espiral de bombillas- y que evocaba la era del new wave de los años 80.

Con Still into You, Told You So y Ain’t It Fun, el público se puso a bailar con cierto desenfreno.

Con That’s What You Get arrancó a saltos mientras se degañitaba coreando en el estribillo.

Durante Misery Business y como ya viene siendo tradición, Williams invitó a una fan a subirse al escenario para darlo todo junto a ella.

El concierto no estuvo exento de sorpresas.

Por un lado, se pudieron escuchar por primera vez en directo temas como Pool, Idle Worship, No Friend o Grow Up.

Por otro, se hizo un hueco para que el batería Zac Farro agarrase el micro y empezase a bailar mientras el grupo tocaba una cover de French Class, tema de HalfNoise, el proyecto paralelo de Farro.

paramore-barcelona-3

Después de casi hora y media a tope encima del escenario, la banda decidió despedirse con uno de los temas más adictivos y bailables de su último disco.

Era la hora de marcarse una versión de Rose-Colored Boy fusionada con el I Wanna Dance With Somebody de Whitney Houston.

A pesar de que ha transcurrido demasiado tiempo para ver de nuevo a Hayley Williams y compañía en nuestro país, ha merecido la pena esperar para poder disfrutar de su electrizante directo.

Es cierto que algunos esperaban encontrarse el pasado domingo con ese Paramore que ha influenciado a tantas bandas de pop-punk emergentes con una voz femenina al frente.

El repertorio quizás no fuese ni el más cañero ni el más nostálgico, pero el espectáculo con toque retro no dejó indiferente a nadie.

Fue imposible resistirse a la impecable voz de Williams o a los ritmos hipnóticos de Taylor, Farro y compañía.

El show del Sant Jordi Club, sin duda, es una prueba de que Paramore se ha reinventado por completo. Ha arriesgado y la jugada le ha salido redonda.

A continuacion, el setlist de el concierto de Paramore en el Sant Jordi Club de Barcelona.

  1. Hard Times.
  2. Ignorance.
  3. Still Into You.
  4. Forgiveness.
  5. Fake Happy.
  6. That’s What You Get.
  7. I Caught Myself.
  8. Pool.
  9. Hate to See You Heart Break.
  10. Caught in the Middle.
  11. Told You So.
  12. Idle Worship.
  13. No Friends.
  14. Misery Business.
  15. Ain’t It Fun.
  16. Grow Up.
  17. French Clases (cover de HalfNoise)
  18. Rose-Colored Boy (con snippet de I Wanna Dance With Somebody de Whitney Houston)

paramore-barcelona-4

paramore-barcelona-5

← Atrás

Deja una respuesta