in

Presentación de la edición española de “La casa de las hojas”

A finales de 2013 se celebró la presentación y salida a la venta de la edición española de “La casa de las hojas”, la inclasificable novela y ópera prima de Mark Z. Danielewski, elaborada conjuntamente por las editoriales Alpha Decay y Pálido Fuego. El acto tuvo lugar en el interior de la conocida librería La Central, situada en Barcelona. El acto estuvo protagonizado por Ana S. Pareja (editora de Alpha Decay), Robert Juan Cantavella (el maquetador de la edición española del libro) y Javier Calvo (su traductor). A lo largo de la presentación se alternaron para desvelar los detalles de esta obra.

“La casa de las hojas” es una novela experimental de terror publicada en Estados Unidos en el año 2000 con gran éxito, cuya redacción le llevó al autor más de diez años. Su retorcido argumento nos sitúa en la piel de un conjunto de personas relacionadas con una misteriosa casa maldita, cuyos habitantes registraron vídeos de las situaciones que acontecían en el extraño edificio. Estos vídeos, por su contenido confuso e irreal, pasarán después a ser obras de culto para otros personajes de la novela, por lo que en ella vemos distintos hilos argumentales entrelazados, continuos, discontinuos e incluso a veces circulares, relatos dentro de otros relatos. No es casual que se registren vídeos y fotografías en esta historia; el libro, a través de un protagonista fotoperiodista, explora todo lo que la literatura puede tener de imagen; lo que pueden aportar las artes gráficas a un medio basado en palabras. Es, en palabras de los realizadores de su edición española, un libro con una profunda arquitectura formal que tiene valor por sí misma, una estructura poco habitual que el autor ha querido exprimir al máximo sin que esto entorpezca el ritmo o la coherencia de su hilo narrativo. Factores como la extensión, color y orientación del texto pueden cambiar según lo que se esté narrando; incluso hay algunas claves secretas y acertijos en la tipografía. Morse, braille… Un sinfín de detalles ocultos que sin duda han alargado en gran medida la vida del libro.

Tras esta breve pero densa presentación, su traductor, Javier Calvo, una persona carismática de semblante serio pero con un marcado sentido del humor, explicó cómo entró a formar parte del proyecto. Su primer contacto con esta obra fue hace años, en un clima editorial diferente, y confesó que jamás hubiera esperado que lo traduciría en el futuro. Lo describió como un libro intenso que destila una entidad extraña, aplaudido por un sector de lectores muy concreto, joven, aficionado entre lo experimental y lo conservador, y atento a la actualidad literaria norteamericana. Habló de su escepticismo inicial ante la idea de publicarlo para España, debido a la debacle económica del sector y a su carácter no minoritario pero sí selecto, entre la novela comercial y la de género. En España no es la primera vez que se planteaba su publicación: esta obra había contado con un gran apoyo en nuestro país, debido en parte a la inteligente campaña que el autor llevó a cabo a través de otros medios como blogs y webs, en las que se exploraba la superficie del profundo universo que había creado, abriendo interrogantes y haciendo las delicias de los amantes de las teorías de la conspiración; por desgracia aquella iniciativa no terminó de llegar a buen puerto, principalmente por motivos económicos y, añadió, las relativamente altas pretensiones económicas del autor. Tras aquel intento, el testigo del proyecto pasó sin mucho éxito a editoriales menores, y es entonces cuando Ana Pareja, de Alpha Decay, consiguió un acuerdo de coedición con la editorial Pálido Fuego, para grata sorpresa de Javier Calvo. A partir de ahí su publicación ha sido descrita como un buen trabajo en equipo, algo fuera de lo común y tirando a artesanal debido a las dimensiones modestas y naturaleza familiar de Alpha Decay. Su traductor dijo que se sentía satisfecho y que la edición española no desmerece en absoluto a la original norteamericana.

Acto seguido, Ana Pareja tomó la palabra y habló de lo complicada que había sido la cuestión de la adquisición de derechos, de cómo habían surgido riesgos de arruinar a la editorial en el intento. Sin embargo sabían que el libro todavía cuenta con una gran popularidad en el exterior, eso les dio confianza y la intuición de que la empresa funcionaría, y así ha sido: la obra ha resultado ser un éxito de ventas desde el primer día en lo que el autor, con cierta conexión personal con nuestro país, ha calificado de ser la mejor de sus ediciones. Para la editora de Alpha Decay fue, claramente, una dosis de fe en la edición en este país. Aun resuenan sus palabras de despedida, entonadas sólo medio en broma: “No os asustéis”.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0